Buscar en ArteTorre

miércoles, 1 de junio de 2016

"Laboremus", por Nicolás Megía

Pincha en "Start Prezi" para iniciar la presentación y posteriormente en: [  ] para verla en tamaño completo (es posible que si usas Mozilla Firefox no puedas verla en tamaño completo. Para ello, usa Google Chrome)


Aprovecho la coyuntura de estar en pleno ecuador del período de exámenes para analizar una de las obras más significativas del pintor extremeño Nicolás Megía, titulada "Laboremus", una pieza exquisita que encierra una gran historia en su significado.

A simple vista vemos a un estudiante tocando la guitarra en una estancia aparentemente descuidada. El chico viste el típico traje universitario de la época y que, con el paso de los años, se convertiría en el prototipo de traje de las tunas universitarias.


Megía juega en esta obra con una serie de elementos para hablarnos de lo alegre y lo triste de la vida. La bota de vino, la guitarra, la juventud del chico, los naipes del suelo y las cartas de amor son elementos que aluden a la felicidad de la vida humana, mientras que la calavera, el candil ya apagado y las flores marchitas nos recuerdan la fugacidad del paso del hombre por la vida.

Es un cuadro además muy sensitivo: las flores nos remiten al olfato, la guitarra al oído, los dedos al tacto, el espejo a la vista y el vino al gusto.

Curiosamente el título del cuadro, "Laboremus", que significa "Trabajemos", tiene un significado totalmente opuesto al que representa la escena, pues el estudiante, en lugar de dedicar su tiempo a la reflexión y al estudio, lo dedica precisamente a todo lo contrario: a disfrutar de los placeres mundanos de la vida, olvidando por completo sus obligaciones académicas. De hecho las telarañas que hay sobre los libros de la estantería y la dejadez del ejemplar que está tirado en el suelo no auguran buenos resultados a este estudiante salamantino del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...