Buscar en ArteTorre

domingo, 19 de abril de 2015

ORIGEN DE LA EXPRESIÓN: "TENER AGALLAS"

El origen hay que buscarlo en la naturaleza, concretamente entre los árboles. Y es que algunas especies de árboles -normalmente robles y alcornoques- producen una serie de agallas o pequeñas excrecencias a modo de "bolitas" a causa de la picadura de algunos insectos. Curiosamente estas perturbaciones naturales a modo de defensa se asemejan mucho a la forma de los testículos del hombre, símbolo por antonomasia de la valentía, la hombría y el coraje. Por lo tanto y si seguimos estas pautas, cuando le decimos a alguien "No tienes agallas", en realidad le estamos invitando a sacar sus "huevos a relucir" tal y como lo hacen los árboles cuando les atacan los insectos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también le interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...