Buscar en ArteTorre

miércoles, 19 de abril de 2017

EL HOMBRE QUE PASÓ A LA HISTORIA POR NO HACER NADA

"Boulevar du Temple", París, 08:00 de la mañana de un día que no conocemos del año 1838. Louis Daguerre, inventor del daguerrotipo (algo parecido a una máquina de fotos), se prepara para probar su invento.

Para ello, se sube a lo alto de una azotea y prepara con cautela todo el material. Cuando lo tiene todo listo, hace funcionar la máquina y, después de 10 minutos... ¡ZAS! Fotografía hecha.



10 minutos. Minuto arriba, minuto abajo, este era el tiempo de exposición que necesitaba la máquina hasta que tomaba la instantánea.

Pero a parte del tiempo, hay algo que llama más la atención de todo esto. Fijáos bien en la imagen. ¿No notáis algo extraño en ella? Recordad: son las 08:00 de la mañana, París, paseo, calle céntrica... ¿Y la gente? Porque parece que en la foto no hay nadie, ¿verdad? Pues bien, la razón no es otra que la siguiente: este aparato estaba ideado para captar cuerpos estáticos, con los cual, los viandantes no podían salir jamás en la foto porque estaban en constante movimiento y al 'pobre' daguerrotipo no le daba tiempo a captarlos.

Sin embargo y si hacemos zoom sobre la esquina inferior izquierda de la foto, veremos algo curioso. Parece que hay una persona con una pierna levantada apoyada sobre algo. En efecto. Se trata de un ciudadano que se ha detenido durante unos minutos para que un limpiabotas le acicale el calzado.

Al permanecer inmóvil durante unos instantes, ha tenido la suerte de ser el único ser humano en la foto, una foto muy especial porque es la primera instantánea de la historia en la que sale la figura completa de un hombre: el hombre que pasó a la historia por "no hacer nada".

martes, 11 de abril de 2017

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA PALABRA "ERASMUS"?

Cada año, miles de universitarios europeos hacen las maletas para continuar sus estudios en otro país europeo con el fin de conocer de primera mano una nueva cultura, familiarizarse con otros idiomas, hacer nuevas amistades y disfrutar de un período de independencia.

Pero, ¿de dónde viene realmente la palabra "Erasmus"? La palabra "Erasmus" tiene su origen en un nombre propio: Desiderius Erasmus Rotterodamus, más conocido como Erasmo de Rotterdam.

Erasmo de Rotterdam fue uno de los más importantes humanistas y teólogos del Renacimiento y ha pasado a la historia por ser uno de los primeros "viajeros del conocimiento".

"La vida es una obra de teatro en la que cada uno hace un acto hasta que baja el telón".
(Erasmo de Rotterdam)

En una época en la que la movilidad geográfica era realmente difícil, Erasmus decidió romper las reglas y basar su conocimiento en viajar por diferentes países europeos. Así pues, desarrolló sus estudios en Alemania, Inglaterra, Italia, Francia o Suiza, entre otros, defendiendo de este modo una Europa libre de fronteras y fomentando la interculturalidad y los viajes como fuentes del conocimiento.

Con todo ello, Erasmo pasó a la historia como "el primer ciudadano de Europa", amante de la libertad y el libre pensamiento y ultradefensor de la necesidad de interactuar con otras personas para enriquecer el pensamiento.

De esta forma los "erasmus" europeos recrean cada año la filosofía de un hombre inquieto que luchó hasta el fin de sus días por crear lazos de amistad y conocimiento entre personas de otros países y fomentar un continente libre de fronteras.


sábado, 1 de abril de 2017

SAN ANDRÉS APÓSTOL, DE OFICIO: PESCADOR... DE HOMBRES

NOTA: Texto realizado tomando como referencia la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol de Torrejoncillo (Cáceres, Extremadura, España).

Andrés. Varón hermoso, firme, muy varonil y primer seguidor de Cristo. Así define la tradición cristiana el significado de su nombre. Fue, además de eso, un excelente pescador, y no es para menos pues contaba en su haber con un excelente maestro de la materia: su hermano San Pedro.

San Andrés (El Greco)

Sin embargo, tanto él como su hermano Pedro, Santiago y Juan, pronto dejarían este oficio para dedicarse única y exclusivamente a predicar la palabra del Señor. De hecho fue el propio Jesús el que así lo pidió: “Venid conmigo, yo os haré pescadores de hombres”. Así fue como poco a poco se formó el grupo de los doce apóstoles, de ahí que tanto San Andrés como el resto aparezca casi siempre con el libro sagrado en la mano, símbolo por antonomasia de la evangelización cristiana.
Pintura de San Andrés localizada en la sacristía de la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol de Torrejoncillo (Cáceres, Extremadura, España), datada en la década de 1580 y realizada por Juan de Ribera.

Pero el clásico atributo de San Andrés siempre ha sido la cruz en forma de aspa. Lo vemos en infinidad de representaciones, entre ellas en la portada de acceso a la iglesia de Torrejoncillo, en el retablo o en las recién descubiertas pinturas de la sacristía. Para comprender su significado, debemos remitirnos a la escena de su crucifixión y muerte, muy diferente por cierto a la de Cristo. El responsable, el procónsul Egeas, quien hablaba de Jesús como un hombre que sólo predicaba literalmente “sandeces”.

A San Andrés no le clavaron en el madero, primero le azotaron y más tarde lo ataron a él de pies y manos para que tardase más en morir. Un par días duró su martirio, durante los cuales no paró de predicar ante unas veinte mil personas la palabra del Señor. Antes de fallecer, Egeas le invitó a arrepentirse, pero San Andrés, convencido, le respondió: “¿A qué vienes? Si es para pedir perdón, lo obtendrás; pero si es para desatarme y dejarme libre, no te molestes; ya es tarde”. Una vez muerto, su cuerpo fue enterrado curiosamente por Maximila, la esposa de Egeas, su verdugo, quien, por cierto, fue estrangulado por el demonio cuando volvía a su hogar.

La tradición cristiana sostiene el hecho de que San Andrés fue crucificado en una cruz en forma de “X” o “crux decussata”. Pero, ¿por qué? En primer lugar porque éste deseaba emular la forma en la que murió su hermano Pedro. San Pedro efectivamente fallecería en un madero con forma de aspa, sin embargo su cuerpo quedó prendido boca abajo. A diferencia de él, San Andrés moriría con la cabeza mirando hacia el cielo. ¿Cómo se ha llegado a esta conclusión? Debemos tener en cuenta que el nombre de “Andrés” podría provenir de la palabra “antrophos”, la cual se compone de una raíz “ana”, que significa “arriba” y “tropos”, que significa vuelto. Por lo tanto, si atamos cabos y traducimos literalmente, Andrés significa “hombre vuelto hacia arriba”, es decir, hacia los cielos, o lo que es lo mismo, en actitud de mirar constantemente a su Creador.


Y todavía hay algo más curioso. Rastreando en la etimología de la palabra “Cristo”, vemos que en el griego antiguo su nombre se escribía tal que así: “Χριστός”. Lo vemos en multitud de lugares. Sin ir más lejos, en la barandilla que remata la fachada principal de nuestra iglesia tenemos el famoso crismón de Cristo con la “X” y la “P” correspondientes a las iniciales de “Χριστός” acompañadas por el “α” de alfa o “principio” y ω de omega o “final”, es decir: “Cristo. Principio y fin”. Entonces, ¿podría existir una relación directa entre la “X” inicial de esta palabra griega y la cruz en forma de “X” en la que fue crucificado San Andrés? Tal vez la respuesta sea otra pregunta; ¿por qué no?



jueves, 9 de marzo de 2017

VELÁZQUEZ, TRES OBRAS VISTAS DE MANERA RÁPIDA

Cabeza de apóstol
1619

Se trata sin duda de unas de las obras que reflejan los primeros despuntes de Velázquez como maestro.

De ella destacan muchas cosas. Entre otras, el empleo de una gama cromática muy uniforme hecha a base de ocres que le ofrecen una calidez y una calidad suprema a un retrato que tiene mucho que ver con la forma en la que su maestro y suegro, Francisco Pacheco, plasmaba algunos detalles como es el caso del pelaje y la expresión.

Se empieza a adivinar el interés del pintor por mostrar una introspección pscológica muy profunda sobre sus cuadros, hasta tal punto que, sin conocerlo mucho, podemos hablar de este señor como alguien sumamente espiritual, alejado del mundo que le rodea (de hecho tiene la mirada perdida) y con una serie de rasgos físicos que, a pesar de ser bastante rudos, no lo convierten en un ser despreciable, sino más bien todo lo contrario: en una persona cercana y con la que el espectador se siente muy cómodo.

Adoración de los Reyes Magos
1619

La influencia de la pintura y la forma de hacer de Pacheco sobre Velázquez durante esta etapa es indudable; hasta el punto de que el Rey de mayor edad de este cuadro es precisamente él: Francisco Pacheco; mientras que el de la capa amarillenta es el propio Velázquez y ella, su esposa Juana Pacheco.

Se empieza pues a observar ese interés del pintor por incluir facetas personales muy curiosas sobre sus lienzos, es decir: el mundo real con el contenido histórico.

La composición casa muy bien con su forma de entender los cuadros durante su etapa sevillana: tema directo, sencillo, claro, marco consecuente y otras serie de aspectos que hace que no se desvíe la atención de lo que en realidad está sucediendo. Finalmente uno de los aspectos más curiosos es ese interés que irá adquiriendo con el paso de los años en individualizar cada personaje y dotarle de un sentido y una personalidad propia dentro del grupo.

El infante Don Carlos
1627

Hecho ya durante su etapa cortesana, Velázquez refleja con una maestría sin igual la figura del hermano Felipe IV, el cual siempre estuvo a la sombra de este.

Sin embargo, es representado de una forma digna, sin lujos ni estridencias, es cierto, pero con toques cultos que reflejan la nobleza del infante, como es el sombrero o el guante; accesorios que los sostiene de tal forma que no llaman excesivamente la atención pero tampoco pasan desapercibidos, pues a través de ellos nos hablan de la categoría social del mismo.

Y otro de los aspectos relevantes es el tratamiento que hace de la luz y del color. ¡Qué maravilla! La gama cromática es relativamente escasa, pero gracias al tratamiento de las luces y las sombras crea un juego de contrastes muy sugerente que hace resaltar algunos detalles que a él le interesan, como son las manos, la banda y el rostro, las partes esenciales y más importantes del cuadro.

miércoles, 1 de marzo de 2017

¿POR QUÉ LLAMAMOS "BOTTICELLI"... A BOTTICELLI?

Qué duda cabe que Sandro Botticelli ha sido uno de los más ilustres artistas de la historia del arte en general y del Renacimiento en particular.

Pero, ¿por qué se le conoce como 'Sandro Botticelli' si en realidad su nombre era Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi?

Veamos. Por todos es bien sabido que en cualquier ciudad que se precie los apodos constituyen una forma ideal para conocer a los demás. Esto, que no es nada nuevo, también ocurría en la Florencia del siglo XV, contexto en el que vivió nuestro protagonista.

Dado que el pintor era el menor de los hermanos, los vecinos decidieron empezar a llamarle cariñosamente "Sandro", un diminutivo de "Alessandro", que era su nombre real.

Hasta ahí todo normal. Pero, ¿de dónde viene lo de "Botticelli"? Veamos.

Al parecer Giovanni, uno de sus hermanos mayores y a su vez su cuidador, era dado a la buena vida como el que más. Tanto es así, que se dice que su afición a la bebida y a la comida llegaba a límites exasperantes, algo que unido a su limitada altura le llevó irremediablemente a engordar de forma soberana en pocos años. A partir de entonces Giovanni empezó a ser conocido como Giovanni "Botticello", palabra que en castellano se traduciría como "Botijo", aludiendo sarcásticamente a su condición de obeso.

A partir de entonces y dado que Sandro pasaba gran cantidad de tiempo con su hermano, los vecino le colgaron también a él este sambenito, de tal forma que el nombre de Sandro Botticelli venía a significar algo así como "El hermano pequeño del 'botijo' de Florencia", apodo con el que pasaría a la historia del arte y por el que sin duda es conocido en cualquier rincón del planeta.

domingo, 26 de febrero de 2017

ETIMOLOGÍA DE LA PALABRA "PATRIMONIO"

Muchas personas empleamos la palabra "patrimonio" casi a diario. Pero, ¿cuál es el significado exacto de esta palabra?

Veamos. La palabra "patrimonio" viene del latín 'patrimonium', una palabra compuesta a su vez por dos lexemas: 'patri' (padre) y 'monium' (recibido).

Así pues, la palabra patrimonio significa, en su máximo significado: "Lo que recibimos de nuestros padres".

Por lo tanto no sólo es patrimonio un cuadro, una catedral o una escultura, sino también un ritual festivo, una lengua, un ecosistema protegido u objetos documentales y memorias históricas son también patrimonio.

Sin embargo el concepto de patrimonio ha ido variando conforme han pasado los años.

Tomemos como ejemplo las obras de Vincent van Gogh. En vida, las obras de van Gogh no eran más que simples pinturas sin ningún tipo de valor otorgado por la sociedad. De hecho se dice que tan sólo vendió un cuadro en su vida y algún que otro dibujo. Por lo tanto su reconocimiento en vida era muy escaso, hasta el punto de tener que pedirle dinero a su hermano para poder comprar las pinturas. En ese momento hablar de sus obras como algo "patrimonial" era inimaginable.

"El viñedo rojo cerca de Arlés" fue pintado por Vincent van Gogh en 1880 y vendido en 1890 por 400 francos a la pintora belga Anna Bosch. Hoy es uno de los cuadros más visitados del Museo Pushkin  de Moscú.


Sin embargo, hoy los cuadros de este artista han adquirido un valor patrimonial casi incalculable. Por lo tanto, debemos tener en mente que el concepto de "patrimonio" ha ido variando a lo largo de los años, y lo que hoy consideramos como algo normal u ordinario, dentro de un tiempo puede llegar convertirse como "patrimonio".


Más adelante analizaremos los diferentes "tipos" de patrimonio que existen y su clasificación.

miércoles, 15 de febrero de 2017

¿QUÉ NOS DEJARON LOS GRIEGOS?

ALFABETO

CIENCIAS

MATEMÁTICAS

Geometría.
Tales de Mileto fue el introductor del estudio geométrico en Grecia. Según él, el principio original de cualquier cosa es el agua, de la cual todo procede y a la que todo regresa.

Aritmétrica.
Pitágoras es, tal vez, el primer matemático de la historia. De él destacan sus estudios centrados en los números pares, impares, primos y cuadrados; todos ellos esenciales en la llamada "teoría de los números".


FÍSICA

Arquímedes hizo de la vida diaria una auténtica ciencia. El Teorema de Arquímedes explica el motivo por el cual los objetos flotan o por el contrario se hunden, algo clave en los estudios sobre la navegación.




FILOSOFÍA

Sócrates centró su vida en el conocimiento sobre la idea del bien. Según él, lo primero para alcanzar el conocimiento y la virtud era aceptar la propia ignorancia.

Platón fue el primer filósofo que usó el término de "filosofía" como "amor a la sabiduría". Bajo su teoría sobre las formas y las ideas, afirmaba que los objetos físicos sólo son sombras o parecidos a las formas perfectas del mundo idealizado, y son esas formas perfectas las que nos conducen al verdadero conocimiento.
Representación gráfica del "Mito de la Caverna"

Aristóteles es, junto a los dos filósofos anteriores, uno de los más importantes pensadores de la antigua filosofía griega y por ende de la filosofía occidental. Uno de sus puntos más importante fue la introducción de la idea de "causalidad", que significa que algo puede entenderse perfectamente cuando se conocen sus causas. Además sistematizó el estudio de la biología, la física o la teoría literaria.

SOCIEDAD

Política

Pericles es considerado el padre de la democracia, sistema mediante el cual el pueblo de cualquier estado tiene soberanía sobre cualquier forma de gobierno que haya tenido a bien establecer. La democracia griega antigua, a diferencia de la actual, dictaba que todos y cada uno de los ciudadanos tenían "voz y voto", aunque evidentemente no todos eran iguales, de hecho la mayor parte eran esclavos y mujeres sin ningún tipo de derecho.

Olimpiadas.

Este evento, que actualmente se viene celebrando a nivel internacional cada cuatro años, tiene su origen en un primitivo festival de atletismo celebrado (también) cada cuatro años y en verano en la ciudad de Olimpia (el santuario más relevante del dios Zeus). Tenemos constancia de que la primera olimpiada data del 776 a.C. Cada año olímpico, los mensajeros del mundo griego enviaban invitaciones a las ciudades-estado para homenajear de esta forma a Zeus, las cuales respondían con delegaciones de deportistas para participar en estas importantes pruebas. De hecho incluso durante los días de competición se suspendían los conflictos bélicos. Las Olimpiadas duraron hasta el 394 d.C, año en el que Teodosio I el Grande decide suspenderlos, y no sería hasta finales del silgo XIX cuando se recuperarían del olvido.


Pincha en la imagen para ampliarla


ARTE

Arquitectura

Uno de sus máximas expresiones es el empleo sistemático de la columna, en torno a la cual se desarrollaron los tres órdenes arquitectónicos más conocidos y reproducidos de todos los tiempos: dórico, jónico y corintio.




Escultura

Las esculturas griegas destacaban entre otras cosas por su naturalismo, con ciertos movimientos y mostrando en muchas ocasiones sus emociones. El período de máximo esplendor llegaría en el siglo V a.C, que coincide con el momento en el que se consigue poner en equilibrio entre la imagen corporal y los sentimientos. Destacan algunos nombres propios, como Mirón, Fidias o Policleto. Del período helenístico destacan obras tan conocidas como la Venus de Milo o el Laocoonte.


El discóbolo de Mirón


Literatura

La épica griega consiguió llegar a su punto máximo con la Iliada y la Odisea, ambas compuestas por Homero.

Mitología

Se trata de un conjunto de creencias que giraban en torno a historias de los dioses, los cuales tienen mucha relación física y emocionalmente con los humanos. Los griegos pensaban que los dioses determinaron el monte Olimpo como su lugar de residencia. Allí formaban una sociedad formada por tres grupos encargados de controlar el cielo, el mar y la tierra. Algunos de los principales dioses del Olimpo eran Zeus, Hera, Atenea, Apolo, Ártemis, Ares, Afrodita, Hestia, Hermes, Deméter y Poseidón.

Teatro

Se cree que la "tragedia" del teatro fue creada en el siglo IV a.C. por Esquilo, con obras como Prometeo encadenado. También destaca Sófocles son su conocida obra Edipo rey, y Eurípides, con Medea. Dentro de la comedia destaca Aristófanes.


Representación de la obra "Edipo rey" en el teatro romano de Mérida (Badajoz, Extremadura, España)

Quizás también le interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...