Buscar en ArteTorre

jueves, 15 de marzo de 2018

ANÁLISIS - LA COLUMNATA DE SAN PEDRO DEL VATICANO (BERNINI)

Podríamos decir que la columnata de San Pedro del Vaticano resume en gran medida las características del Barroco. Posee un caracter fundamentalmente funcional, tiene una gran proyección simbólica y tiene un rasgo escenográfico indudable. De hecho esta construcción fue ideada para simbolizar la unión entre la basílica y los ciudadanos. Su forma de "brazos abiertos acogiendo a las personas" de siguiendo el modelo elíptico, respondiendo de esta forma a una arquitectura "abierta, dinámica y plenamente integrada en su entorno"



En esta contrucción, Gian Lorenzo Bernini dio rienda suelta a su idea de arquitectura barroca italiana, sin dejar a un lado los conceptos de la Contrarreforma y expuso en sus obras la idea de poder de la Iglesia católica. Para realizar esta obra, destinó gran parte de su vida y aunque no pudo terminar las torres proyectadas por Maderno, proyectó la plaza como solución a los "problemas de visión del frente basilical".

Uno de los objetivos propuestos por Bernini al inicio de la contrucción era el de proyectar un acceso digno a la basílica, referente de la religión cristiana. Se pretendía "acoger al fiel" y que este tuviese un acercamiento visual y emocional con el Papa, quien se situaría en el balcón de la Loggia al realizar la bendición del urbi et orbi. Además, también se propuso colocar como punto de referencia el gran obelisco del papa Sixto V. Cabe destacar también el inmenso trabajo que se hizo para salvar los desniveles de la zona.


En un principio, Bernini pensó en realizar "una primera plaza delimitada por dos brazos rectos" abiertos para dar paso a una gran plaza de forma elíptica. Con ello se conseguía una perfecta visión del papa desde cualquier punto de vista. El citado desnivel fue superado colocando terrazas a lo largo de la zona. Como ya hemos adelantado, la forma de brazos circulares característica de la plaza simboliza la acogida del fiel por parte de la Iglesia.

Cada brazo está compuesto por una hilera de cuatro filas de columnas acompañadas de pilares toscanos, formando así tres calles interiores bajo un entablamento de tipo jónico. En la balaustrada de la parte superior se pueden contar hasta 140 figuras de santos mártires.



Este proyecto fue clave para dotar a la cúpula de Miguel Ángel la importancia que se merecía. Uno de los problemas a los que se tuvo que enfrentar Bernini fue a la fachada demasiado horizontal que había proyectado Maderno, quien, además, no pudo terminar las dos torres en los extremos de la misma. La cúpula renacentista, hasta entonces, estaba destinada a un segundo plano. Para salvar esta cuestión, Bernini adoptó algunos recursos ópticos  que sirvieran para acentuar la altura de la fachada con el objetivo de hacer de la cúpula "la cabeza visible del cristianismo". La altura notablemente reducida de la columnata respecto a la basílica y la esbeltez de las figuras gigantes del frente de la basílica fueron alguno de los recursos que utilizó.



Pero, ¿qué hay tras esta contrucción? Debemos tener en cuenta que estamos en un período en el que la Iglesia empezaba a retomar con fuera un poder que había sido mermado años atrás. Además, la Contrarreforma tuvo como uno de sus objetivos sorprender y conmover al fiel a través, entre otras cosas, de arquitecturas como esta que provocasen emociones. De esta forma y según el propio Bernini, cuando el fiel visita la zona se "pierde" entre un bosque de columnas de tal forma que se deja ver el edificio aunque difícilmente puede ser visto de forma completa gracias a uso de una visión cambiante que le otorga en entorno arquitectónico; todo ello acentuado por el juego de claroscuros que impregna el ambiente. Finalmente y tras atravesar ese sinfín de columnas, el espectador se sorprende al encontrar ante su persona la grandilocuente fachada en la que destaca el volumen de la cúpula. Ya en el siglo XX y dentro del proceso de reurbanización del entorno, la plaza queda como punto distintivo en la parte final de la gran Via della Conciliazione, que se traza a partir del río Tíber.


miércoles, 21 de febrero de 2018

BREVE RESEÑA SOBRE EL "MANIERISMO"

Corría la segunda mitad del siglo XVI cuando Europa empezó a vivir un cierto período de caos político, que coincide con la crisis de algunas monarquías, y la evolución de la Reforma protestante en el ámbito reigioso. Es en este contexto cuando nace el llamado "Manierismo", un término procedente del italiano 'maniera', haciendo alusión a aquellos artistas que transgredían los cánones clásicos.

Este movimiento nace y tiene sus primeros reflejos en la Italia de 1520 y se extiende hasta 1620 y su objetivo es crear una especie de confrontación respecto al Renacimiento, basado este último en la racionalidad. El objetivo del manierismo es potenciar los movimientos y la emoción, unido a una sensualidad intensa llevada a cabo gracias en gran parte a movimientos y efectos exagerados que poco tiene que ver con la proporcionalidad clásica del Renacimiento.



ARQUITECTURA. A mediados del XVI, artistas como Miguel Ángel, Vignola o Peruzzi empiezan a saltarse las normas clásicas alterando constantemente la estrecha correlación entre las partes y el resto del edificio, cambian los órdenes clásicos, se establecen nuevos ritmos, juegan con la asimetría, cambian la escala, las proporciones... Participa de esta forma de las corrientes góticas, renacentistas y barrocas. Sansovino y Pallado son algunos de los artistas destacados de este contexto.
Biblioteca Marciana de Venecia, Sansovino


ESCULTURA. Uno de los rasgos diferenciadores de la escultura manierista es el uso de la 'curva serpentinata', es decir, la "contorsión en forma de ascensión helicoidal"). Benvenuto Cellini y Juan de Bolonia son algunos de los máximos exponentes de esta corriente. Existe, eso sí, un equilibrio pleno entre la masa y el movimiento y se tiende a la grandiosidad de las figuras y a las facciones anatómicas perfectas y exageradas.

"La Piedad", de Miguel Angel
PINTURA. En cuanto a la pintura, destaca el empleo de posturas forzadas y exageradas con figuras humanas notablemente largas. El color se coloca de una forma un tanto arbitraria. El espacio, a veces, parece irreal, imaginario, mientras que los conjuntos de imágenes son muy abigarrados por lo general y las composiciones bastante complejas. El Greco, por ejemplo, fue un claro ejemplo de esta tendencia.

"La Madonna del cuello largo", Il Parmigianino

sábado, 27 de enero de 2018

COMENTARIO - "EL MATRIMONIO ARNOLFINI", DE JAN VAN EYCK

Jan van Eyck fue uno de los artistas más notables del ámbito flamenco. Natural de Maaseik, se formó en París y estuvo a las órdenes del conde de Holanda Juan de Baviera. Está considerado como uno de los protagonistas que se encuentran entre el gótico internacional y la pintura flamenca.

Sus obras destacan por su realismo, llenas de elementos decorativos en las que se dejan ver numerosas facetas del mundo urbano y comercial de la época.

En una de sus obras más relevantes, conocida como "El matrimonio Arnolfini" o "Los esposos Arnolfini", se resumen algunas características de la pintura flamenca: los protagonistas son burgueses, se trabaja el detalle hasta límites microscópicos y se le da una gran importancia a la minuciosidad y el simbolismo.

"El matrimonio Arnolfini", Jan Van Eyick (1390 (?)-1441), 1434, gótico flamenco, óleo, 84x57cm, National Galley de Londres

(Clic en la imagen para ampliar)

Se dice que unas de sus máximas obsesiones era poder captar la sensación casi tridimensional de sus obras, tomando como base la perspectiva, la profundidad y el realismo, cuestiones hasta entonces no demasiado explotadas.

Son tres los tonos fundamentales de la obra: los tonos ocres y marrones, que tienen su máxima expresión en la vestimenta del mercader, los verdes, plasmados de forma llamativa en el vestido de la mujer embarazada y los colores rojizos del fondo. Asimismo la luz natural que entra por la ventana incide de forma estudiada y con gran intensidad sobre la figura femenina, dejando la del hombre en cierta penumbra y baña de color el resto de la estancia.

Los detalles que se pueden ir apreciando a lo largo de la obra fueron fruto, además de la maestría de van Eyck, de su imaginación, ya que para realizar este cuadro usó, en lugar de la pintura al temple (en la que se usaba el huevo para mezclar los pigmentos), la pintura al óleo, hecha a base de aceite, de secado más lento, lo que le ayudó a la hora de añadir capas de colores constantemente hasta llegar a una tonalidad deseada; todo ello ayudándose siempre de finísimos pinceles.

El efecto casi tridimensional de la obra es conseguida gracias, en gran parte, al uso de las líneas de fuga tanto en el artesonado como en el suelo y la ventana. Este efecto es reforzado por el famoso espejo del fondo. En él se puede observar la figura de dos personas situadas ante la pareja. Uno de los presentes pudo ser el mismo Jan van Eyck, tal y como reza la inscripción que se puede leer justo encima del mismo ("Johannes van Eyck estuvo aquí" - "Johannes de Eyck fuit hic, 1434). Gracias a este recurso se consigue un nuevo plano secundario pero que, sin embargo, ayuda a interpretar la dimensión de la escena más allá de lo que a simple vista podemos observar. Este recurso fue tan valorado que artistas de la talla de Diego Velázquez lo toman como ejemplo para realizar alguna de sus obras más laureadas, como por ejemplo "Las meninas". Para centrar la composición se usa la figura de la voluminosa lámpara.



El esposo por su parte coge con delicadeza la mano de la mujer, mientras que con la mano que le queda libre hace un gesto de aceptación o aprobación. Ella, en señal de modestia, agacha ligeramente la cabeza. Tras ellos, una importante cama, haciendo alusión de esta forma que se encuentran en la estancia nupcial.

En cuanto al contenido en sí mismo, podríamos señalar que la escena recoge los esponsales entre Giovanni Arnolfini Giovanna Cerani. Él fue un poderoso mercader italiano afincado en Francia y a su vez, demandante del cuadro.

A simple vista podría dar la sensación que el cuadro no esconde nada más allá de lo meramente anecdótico: la figura de una pareja que espera el nacimiento de su hijo. Sin embargo, esconde algunas cuestiones religiosas relevantes. Sobre la citada lámpara aparece una vela encendida que simboliza la llama de Jesucristo y que está santificando a los esposos. Eso, unido a la presencia de una pequeña estatuilla de Santa Margarita colocada sobre el pomo de la puerta, nos habla de la unidad de ambos. En la parte inferior izquierda aparecen unos zuecos. Además ambos están descalzos: exactamente igual que Moisés en el Sinaí a la hora de tocar tierra sagrada. Lo sagrado del acto, como vemos, está presente. El pequeño perro nos habla de la unidad conyugal mientras que la borla de la cama y el vientre de ella aluden a la fertilidad. Por su parte, las frutas del aféizar de la ventana y el arca revelan la inocencia original.

Se trata pues de una de las obras más emblemáticas de la historia del arte ya no sólo por la destreza del autor a hora de elaborar semejante derroche de maestría en un cuadro tan pequeño, sino también por la infuencia que ha tenido el uso de algunos recursos y métodos a lo largo de los siglos.


martes, 29 de agosto de 2017

ALCALÁ DE HENARES, CRONOLOGÍA HISTÓRICA RESUMIDA

  • Siglo I a.C. Asentamiento de época romana en la zona conocida como Cerro del Viso, espacio ocupado ya desde la Edad del Hierro. En esta zona, en el siglo I d.C, surgirá el llamado Complutum y que será posteriormente un importante nudo de comunicaciones.
  • 300 d.C. Justo y Pastor son martirizados en el Complutum durante la persecución de los cristianos.
  • Siglo V. Cuenta la tradición, que el obispo de Toledo Asturio encuentra los cuerpos de Justo y Pastor (cuerpos-reliquias que se conservan en la iglesia que lleva su nombre) y, a su vez, establece en Alcalá una sede episcopal que perduraría en la época visigoda.
  • Siglo VIII. Tras producirse la conquista islámica, en el cerro de Ecce Homo se levanta la fortaleza de al-Qalat en Nahar ("fortaleza o castillo sobre el Henares"), lo que se conocería como "Alcalá la Vieja" tras la conquista cristiana.
  • 1118. Las tropas cristianas guiadas por el obispo de Toledo conquistan el castillo de Alcalá.
  • 1129. Alcalá es cedido al obispado de Toledo por Alfonso VII de Castilla y su esposa Berenguera, convirtiéndose durante varios siglos como la segunda sede del arzobispo de Toledo. Cabe recordar que aquí se celebraron nuverosos concilios durante este período.
  • 1135. De esta fecha data el Fuero de Alcalá, otorgado por don Raimundo, el arzobispo de Toledo y cuyo objetivo era impulsar la repoblación de esta zona.
  • Siglo XIII. Se construye el palacio arzobispal siguiendo la forma de la fortaleza mudéjar.
  • 1293. Sancho IV de Castilla autoriza a Gonzalo Gudiel para establecer las llamadas Escuelas Generales, el germen de lo que sería posteriormente la universidad.
  • 1348. Las Cortes de Castilla se reúnen en Alcalá y promulgan el Ordenamiento de Alcalá.
  • 1379. En Alcalá se celebra un concilio en el que se reconoce como legítimo papa a Urbano VI, pontífice con el que se pone fin al Cisma de Occidente.
  • 1486. Isabel la Católica y Cristóbal Colón se reúnen en el palacio arzobispal.
  • 1492. Nebrija publica en Alcalá de Henares su "Gramática de la lengua castellana"
  • 1497-1509. Se levanta la iglesia de los santos Justo y Pastor, hoy catedral de Alcalá, siguiendo las trazas de Antón y Enrique Egas.
  • 1499. El cardenal Francisco Jiménez de Cisnero crea la Universida de Alcalá, institución que se convertirá en un punto fundamental durante el renacimiento español.
  • Siglo XVI. Alcalá goza de una época de bonanza en todos los sentidos. Además, se reedifica el palacio arzobispal.
  • 1508. Se inaugura el Colegio Mayor de San Ildefonso, primer edificio que albergue la universidad.
  • 1514-1517. Se imprime en Alcalá la "Biblia políglota complutense".
  • 1547. Nace en Alcalá de Henares Miguel de Cervantes Saavedra. Es el cuarto hijo de un cirujano y permanece aquí hasta los cuatro años, edad a la que se traslada a Valladolid con su familia.
  • 1687. Carlos II le otorga a Alcalá el título de "ciudad".
  • Siglo XVIII. Época de decadencia de la Universidad de Alcalá. En 1776 desaparece el Colegio Mayor de San Ildefonso, su pieza clave.
  • 1812. Los arzobispos de Toledo dejan de ser señores de Alcalá tras la abolición de los señoríos por las Cortes de Cádiz, pero las políticas absolutistas de Fernando VII impedirán este cambio hasta la década de 1830.
  • 1813. Durante la guerra de la Independencia, se produce una acción destacada en el puente de Zulema: las tropas del guerrillero Juan Martín el Empecinado rechazan una división francesa que se dirigía a Alcalá.
  • 1820-1823. Durante el trienio liberal, la Universidad Complutense es suprimida y sustituida por otra nueva universidad ubicada en Madrid.
  • 1836. La universidad se trslada definitivamente a Madrid, tomando el nombre de Universidad Central.
  • 1880. Nace en Alcalá de Henares Manuel Azaña, político y escritor.
  • 1960-1970. Época de gran desarrollo para Alcalá, convirtiéndose en un importante foco industrial. La población pasa de 25.000 a 150.000 habitantes en pocos años.
  • 1977. Se crea la Universidad de Alcalá, recuperando de esta forma la fama de centro cultural que siempre le ha caracterizado.
  • Década de 1990. Alcalá se consolida como un gran centro de servicios del corredor del Henares, un activo eje económico formado entre Madrid y Guadalajara.
  • 1998. Alcalá de Henares y la Universidad de Alcalá son declaradas Patrimonio de la Humanidad.
 (Fuente: VVAA, "La historia en su lugar. De la crisis medieval a los reyes católicos", Planeta, 2002)
Plaza de Cervantes, Alcalá de Henares

viernes, 21 de julio de 2017

EL PRINCIPITO

" (...) El quinto planeta era muy curioso. Era el más pequeño de todos, pues apenas cabían en él un farol y un farolero que lo habitaba. El principito no lograba explicarse para qué servían allí, en el cielo, en un planeta sin casas y sin población un farol y un farolero. Sin embargo, se dijo a sí mismo:

— "Este hombre, quizás, es absurdo. Sin embargo es menos absurdo que el rey, el vanidoso, elhombre de negocios y el bebedor. Su trabajo, al menos, tiene sentido. Cuando enciende su farol, es igual que si hiciera nacer una estrella más o una flor y cuando lo apaga hace dormir a la flor o a la estrella. Es una ocupación muy bonita y por ser bonita es verdaderamente útil..."

(...)

Mientras el principito proseguía su viaje, se iba diciendo para sí:

— "Este farolero sería despreciado por los otros; por el rey, por el vanidoso, por el bebedor y por el hombre de negocios. Y, sin embargo, es el único que no me parece ridículo, quizás porque se ocupa de otras cosas y no de sí mismo..."



lunes, 3 de julio de 2017

CIERTO

"Los que trabajaron duro y les fue bien tienden a creer que a los que no les va bien no trabajaron duro. Cuidado con la arrogancia..."


miércoles, 19 de abril de 2017

EL HOMBRE QUE PASÓ A LA HISTORIA POR NO HACER NADA

"Boulevar du Temple", París, 08:00 de la mañana de un día que no conocemos del año 1838. Louis Daguerre, inventor del daguerrotipo (algo parecido a una máquina de fotos), se prepara para probar su invento.

Para ello, se sube a lo alto de una azotea y prepara con cautela todo el material. Cuando lo tiene todo listo, hace funcionar la máquina y, después de 10 minutos... ¡ZAS! Fotografía hecha.



10 minutos. Minuto arriba, minuto abajo, este era el tiempo de exposición que necesitaba la máquina hasta que tomaba la instantánea.

Pero a parte del tiempo, hay algo que llama más la atención de todo esto. Fijáos bien en la imagen. ¿No notáis algo extraño en ella? Recordad: son las 08:00 de la mañana, París, paseo, calle céntrica... ¿Y la gente? Porque parece que en la foto no hay nadie, ¿verdad? Pues bien, la razón no es otra que la siguiente: este aparato estaba ideado para captar cuerpos estáticos, con los cual, los viandantes no podían salir jamás en la foto porque estaban en constante movimiento y al 'pobre' daguerrotipo no le daba tiempo a captarlos.

Sin embargo y si hacemos zoom sobre la esquina inferior izquierda de la foto, veremos algo curioso. Parece que hay una persona con una pierna levantada apoyada sobre algo. En efecto. Se trata de un ciudadano que se ha detenido durante unos minutos para que un limpiabotas le acicale el calzado.

Al permanecer inmóvil durante unos instantes, ha tenido la suerte de ser el único ser humano en la foto, una foto muy especial porque es la primera instantánea de la historia en la que sale la figura completa de un hombre: el hombre que pasó a la historia por "no hacer nada".

Quizás también le interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...